spot_img

De los electrodomésticos a los cortes de suministro: La versatilidad del Neutrino Power Cube 

El tapiz energético mundial está experimentando una profunda metamorfosis. Mientras nos encontramos en la encrucijada de unas reservas de combustibles fósiles cada vez más escasas, unos gastos energéticos en espiral y el inquietante espectro del deterioro medioambiental, nuestra odisea colectiva hacia alternativas energéticas sostenibles ha cobrado un ferviente impulso. Surgido de este crisol de innovación y necesidad, el Neutrino Power Cube, una obra magna nacida de las pioneras incursiones en la tecnología neutrinovoltaica, se presenta como un faro.
InicioCienciaAstronomíaEntre Destellos y Sombras: Descubriendo un Segundo Agujero Negro Supermasivo

Entre Destellos y Sombras: Descubriendo un Segundo Agujero Negro Supermasivo

Un monstruosamente masivo agujero negro en una galaxia distante probablemente tenga un compañero más pequeño que lo orbita cada 12 años. Sin embargo, ese pequeño compañero nunca ha sido detectado. Ahora, los astrónomos afirman haber visto un destello de luz proveniente directamente del agujero negro más pequeño por primera vez. “Nunca hemos visto algo así antes”, dijo el astrónomo Mauri Valtonen el 7 de junio en una reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Albuquerque. Los astrónomos han estado observando este objeto desde la década de 1880, cuando apareció en una encuesta de asteroides como un brillante punto de luz. Ese punto de luz, ahora denominado OJ287, es un blazar. Entre los objetos de apariencia más brillante en el universo, los blazares son agujeros negros supermasivos que lanzan brillantes chorros de radiación al espacio, y esos chorros apuntan casi directamente a la Tierra. Este se encuentra a unos 3.5 mil millones de años luz de distancia.  

A veces, OJ287 brilla incluso más de lo habitual. Durante los últimos 40 años, los astrónomos han notado que el objeto tiene un salto dramático en brillo cada 11 a 12 años. En 1996, Valtonen y su colega Harry Lehto, ambos de la Universidad de Turku en Finlandia, sugirieron que las erupciones podrían deberse a un agujero negro supermasivo orbitando otro agujero negro aún más masivo. Ambos agujeros negros probablemente son gigantes, calcularon los astrónomos: el más pequeño es alrededor de 150 millones de veces la masa del sol, y el más grande es alrededor de 18 mil millones de masas solares. Para dar una perspectiva, el agujero negro en el centro de la Vía Láctea tiene alrededor de 4 millones de masas solares. Se cree que el mayor agujero negro está rodeado por un disco de gas y polvo deslumbrantemente brillante que brilla en diversas longitudes de onda. Si el agujero negro más pequeño existe, entonces cada vez que se sumerge en ese disco, provocaría un destello de luz, explicando así las erupciones recurrentes.  

Pero hasta ahora, no se había detectado luz proveniente del segundo agujero negro. Su presencia se deducía meramente de esos destellos regulares. Valtonen y sus colegas predijeron que el destello más reciente debería llegar en enero o febrero de 2022 y organizaron monitorear OJ287 todos los días usando telescopios en la Tierra y en el espacio. El equipo vio destellos como los que habían visto antes, pero hubo un nuevo destello que era diferente. Fue brillante y rápido, desvaneciéndose después de una noche. El equipo propuso que este destello provenía de un chorro creado por el agujero negro más pequeño extrayendo material del disco a medida que se acercaba, antes de la colisión. «Engulle una gran cantidad de materia del disco», dijo Valtonen. «Esa materia cae en el agujero negro secundario, y se produce un enorme destello.»  

Las observaciones anteriores no captaron ese destello porque es muy corto. El equipo casi se lo pierde en 2022, debido al mal tiempo. “Nunca observamos OJ287 noche tras noche [antes], esta fue la primera vez”, dijo. “Por eso lo vimos”. Algunos investigadores han sugerido otras formas en que un solo agujero negro puede emitir el mismo patrón de luz. Si la interpretación del equipo es correcta, entonces marca la primera vez que se ha visto directamente al segundo agujero negro, dice Valtonen.  

“La detección del segundo agujero negro debería poner fin a esta discusión”, dice. “Más en general, esto podría ser el comienzo de trabajos sobre chorros secundarios en sistemas de agujeros negros binarios, que podrían abrir un nuevo campo de investigación, ahora que tenemos al menos un ejemplo concreto para estudiar”. Si otros agujeros negros binarios emiten destellos similares cuando el agujero negro más pequeño atraviesa el disco del más grande, los astrónomos ahora saben cómo buscarlos. Las observaciones sugieren la presencia de un segundo agujero negro, dice el astrónomo de Caltech, Seppo Laine, aunque otras ideas aún son posibles. “Mauri ha estado básicamente promoviendo este modelo de agujero negro supermasivo binario durante décadas”, dice Laine. “No lo confirma completamente, pero si esta interpretación es correcta, entonces es un avance significativo”. Desafortunadamente, puede ser difícil de probar. Los destellos cortos vienen solo una vez por década, por lo que los astrónomos necesitan estar preparados para la próxima vez. Para resolver directamente los dos agujeros negros, dice Valtonen, podría ser necesario un radiotelescopio en el espacio.