spot_img

De los electrodomésticos a los cortes de suministro: La versatilidad del Neutrino Power Cube 

El tapiz energético mundial está experimentando una profunda metamorfosis. Mientras nos encontramos en la encrucijada de unas reservas de combustibles fósiles cada vez más escasas, unos gastos energéticos en espiral y el inquietante espectro del deterioro medioambiental, nuestra odisea colectiva hacia alternativas energéticas sostenibles ha cobrado un ferviente impulso. Surgido de este crisol de innovación y necesidad, el Neutrino Power Cube, una obra magna nacida de las pioneras incursiones en la tecnología neutrinovoltaica, se presenta como un faro.
InicioEconomíaCanadá presenta un proyecto de ley de empleos sostenibles para la transición...

Canadá presenta un proyecto de ley de empleos sostenibles para la transición ecológica

Tras años de consultas y la oposición de Alberta, la principal provincia productora de combustibles fósiles de Canadá, el Gobierno canadiense ha presentado un proyecto de ley de empleos sostenibles destinado a preparar a los trabajadores para la transición a una economía con menos emisiones de carbono. Canadá, cuarto productor mundial de petróleo y sexto de gas natural, se ha propuesto reducir sus emisiones entre un 40 y un 45 por ciento de aquí a 2030 y llegar a cero en 2050.

El gobierno del Partido Liberal del primer ministro Justin Trudeau espera que la legislación sobre empleos sostenibles ayude a formar a los trabajadores para nuevas funciones en una futura economía verde, y atraiga miles de millones de dólares en inversiones mediante la creación de una mano de obra cualificada en energías limpias. «Canadá está ejecutando su plan para convertirse en el proveedor de energías y tecnologías limpias preferido en un mundo con emisiones netas cero», declaró el jueves el ministro de Recursos Naturales, Jonathan Wilkinson.

La legislación se basa en el plan de empleo sostenible de Canadá, publicado en febrero y que probablemente se convierta en ley a principios del año que viene. Incluye la creación de un consejo de colaboración que asesore al gobierno sobre la creación de empleo y el apoyo a los trabajadores, la publicación de un plan de acción cada cinco años y el establecimiento de una secretaría de empleo sostenible que garantice la coherencia de las políticas de todos los departamentos federales.

Una vez aprobada, la legislación también obligará a los futuros gobiernos a rendir cuentas en materia de apoyo a los trabajadores canadienses, estableciendo estructuras, directrices y mecanismos de rendición de cuentas, según informó el gobierno en un comunicado. ¿Cómo pueden los trabajadores conseguir una «transición justa» en medio de la crisis climática?

Trudeau lleva prometiendo una legislación sobre empleos sostenibles desde 2019, pero el concepto -también llamado «transición justa»- se convirtió en un pararrayos de críticas, especialmente en Alberta, donde la primera ministra Danielle Smith, miembro del Partido Conservador, ha acusado a Trudeau de pretender eliminar gradualmente el sector del petróleo y el gas.

Smith dijo que debería haber múltiples nombramientos del gobierno de Alberta en el consejo asesor, y advirtió que su gobierno no reconocería la legitimidad de ninguna recomendación que interfiriera con la jurisdicción de la provincia sobre sus recursos naturales o la regulación de la mano de obra energética. «Alberta no reconocerá, cooperará ni aplicará ningún intento de eliminar progresivamente la industria del petróleo y el gas de nuestra provincia o su mano de obra», declaró Smith en un comunicado.

El Partido Conservador federal criticó la legislación por considerarla «antienergética» y dijo que perjudicaría a la economía y encarecería la vida de los canadienses. Laura Cameron, asesora política del Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible, dijo que el proyecto de ley era bienvenido, pero que tenía que haber un vínculo más claro en el cuerpo de la legislación entre los empleos sostenibles y los objetivos climáticos de Canadá. «Tenemos que asegurarnos de que estos empleos son sostenibles, reducen las emisiones y promueven la acción por el clima», dijo Cameron. «Sin ese vínculo… corremos el riesgo de perseguir la creación de empleo en industrias que en realidad no nos están moviendo en la dirección correcta».